HORARIO DE OFICINA: DE 9:00h A 14:00h Y DE 16:30h A 20:30h

Noticias

Le mantenemos informado de las últimas novedades del mundo del inmueble


Tras la COVID-19, en las viviendas primarán los espacios abiertos y multifunción

covid-19

La experiencia del confinamiento ha puesto de manifiesto cuáles son las nuevas necesidades de las viviendas.

Por ejemplo, las cocinas se han usado más que nunca, y no solo para su función principal, sino también como oficina improvisada para teletrabajar o para hacer deberes. Esta multifunción va a ser una de las características básicas en las viviendas que se construyan y reformen a partir de ahora. No será la única tendencia: eliminar tabiques para crear más espacios abiertos y aumentar las dimensiones de los espacios de almacenaje van a tener también mucha demanda.  

Así lo explica Juan Luis Salvador, presidente de la Asociación de Mobiliario de Cocina (AMC), la organización empresarial que representa a las principales empresas de equipamiento de cocina fabricado y distribuido en España, con más de 90 asociados entre fabricantes, importadores y distribuidores de mobiliario, electrodomésticos y otros componentes. 

Durante las semanas de confinamiento, ¿qué necesidades de las viviendas se han hecho más evidentes? ¿Cuáles son las carencias más habituales?

Juan Luis Salvador: Durante las semanas que hemos vivido en nuestras casas hemos podido experimentar en primera línea las carencias y defectos que, en el caso que nos ocupa, tenían nuestras cocinas. La percepción de nuestros hogares ha cambiado y, por eso, a partir de ahora, en el momento de comprar una vivienda o planear una reforma tendremos en mente varias cuestiones que han sido clave en este tiempo, como la falta de espacio, la capacidad de almacenaje o elementos esenciales para crear un espacio multifunción.

Sin lugar a duda, una de las carencias principales durante el confinamiento ha sido la falta de espacio. Si al encierro le sumamos limitación de movimientos en casa el agobio se multiplica. Como consecuencia, muchos nos hemos planteado soluciones para ganar amplitud como derribar tabiques o cambiar ciertos muebles por otros más ergonómicos. En línea con esa falta de espacio cabe señalar que también hemos echado en falta grandes armarios y frigoríficos en los que poder almacenar grandes compras semanales y así reducir nuestras salidas. Hemos puesto a prueba el mobiliario de nuestra cocina y muchos hemos comprobado que necesitamos varios centímetros más de profundidad en los cajones, una despensa más grande, añadir baldas a los armarios, cambiar los herrajes para que soporten más peso o un frigorífico de gran tamaño. 

Por otra parte, las cocinas se han vuelto protagonistas de nuestras vidas y el lugar donde pasábamos la mayor parte del día. Se han convertido en colegios, salas de reuniones, lugar para hacer videoconferencias… Y esto sin entrar a valorar la función primera de la cocina, que es cocinar nuestros alimentos. Por eso, hemos necesitado más que nunca superficies extra, como barras o mesas de cocina, para cocinar, estudiar o trabajar; asientos cómodos en los que pasar varias horas; puertas abatibles para aislar las cocinas abiertas y crear un despacho en el que concentrarse. En definitiva, elementos sencillos que convierten la cocina en el espacio multifunción que tanto hemos necesitado estos meses.

¿Cómo pueden cambiar estas constataciones la vivienda del futuro?

Juan Luis Salvador: Los diseños de las nuevas viviendas estarán marcados por la experiencia que la Covid-19 nos ha hecho vivir y por eso primarán los espacios amplios y luminosos e incluirán elementos polivalentes que nos permitan tanto trabajar en casa como relajarnos y disfrutar del tiempo libre. Tendremos muy presentes todas las carencias mencionadas anteriormente y aumentará la demanda de aquellas viviendas que cubran esas necesidades.

Desde nuestro sector, apostamos por las cocinas abiertas al salón y por las barras e islas para ganar espacio de trabajo. También podemos asegurar que las cocinas abiertas al exterior se multiplicarán, ya que permiten disfrutar al máximo del porche y jardín y tras el encierro de los pasados meses es algo primordial. 

¿Qué elementos van a ser fundamentales en las viviendas que se construyan a partir de ahora?

Juan Luis Salvador: Como consecuencia del confinamiento, comenzaremos a valorar muchos aspectos de nuestra vivienda que antes pasábamos por alto. Por señalar algunos, destacaría tanto los espacios abiertos como los elementos que ayudan a crear un espacio multifunción. Haría hincapié en aspectos como la comodidad de los asientos de nuestra cocina, ya que, si antes apenas los utilizábamos, ahora hemos comido, estudiado, trabajado y jugado en ellos; la calidad de la luz, clave para nuestra salud visual, y las mesas, barras e islas para ganar espacio a la hora de cocinar, trabajar, estudiar o reunirse. 

Sin embargo, en la actualidad hay muchas otras tendencias que no tienen que ver con la pandemia y que ya están siendo determinantes a la hora de escoger una vivienda o realizar una reforma. Entre ellas merece ser destacada la sostenibilidad como característica fundamental en las nuevas colecciones de mobiliario y electrodomésticos. La sociedad está cada vez más concienciada con el medio ambiente, por eso, antes de contratar a cualquier empresa, se informan sobre sus procesos de fabricación, su filosofía corporativa sobre el respeto al entorno y su política de RSC, así como materiales utilizados y eficiencia en el caso de los electrodomésticos. En este sentido, desde AMC nos sentimos orgullosos de nuestros asociados, por liderar el sector en materia de sostenibilidad, trabajar con materiales naturales, degradables y reciclados, dar una segunda vida a sus productos, reducir las emisiones en sus procesos de producción y desarrollar electrodomésticos eficientes que fomentan el consumo sostenible. 

¿Y qué tipo de reformas se pueden realizar para mejorar las viviendas actuales?

Juan Luis Salvador: Debido a la situación que hemos vivido estos últimos meses creemos que las reformas para abrir la cocina serán de las más demandadas. Se trata de un cambio radical que consiste en derribar tabiques para ganar amplitud, tanto visual como de movimientos. Durante el confinamiento, todos hemos cocinado más de lo habitual en casa y, según el último estudio de AECOC sobre hábitos del consumidor, un 40% de la población pretende seguir haciéndolo y pasar más tiempo cocinando que antes de la cuarentena. De ahí que a partir de ahora muchos busquen un espacio más práctico y cómodo. 

Por otra parte, como señalaba anteriormente, estos meses nuestras casas, además de hogar, han sido oficina, colegio, comedor… En definitiva, un espacio multifunción, que será lo que busquemos a partir de ahora. En este sentido, abrir la cocina, además de la amplitud ya mencionada, permite estar cocinando o trabajando mientras se vigila cómo los niños hacen sus tareas en el salón. 

Desde vuestro sector, ¿qué previsiones tenéis para los próximos meses y a más largo plazo?

Juan Luis Salvador: Somos cautos a la hora de apuntar a previsiones. Hasta que se decretó el estado de alarma, el sector estaba viviendo una buena inercia en las ventas durante este 2020, que incluso mejoraban los números de 2019. Ahora hemos vuelto al trabajo y hemos retomado proyectos que, lejos de cancelarse, simplemente se han pospuesto y siguen adelante. Confiamos en que el sector pueda ir retomando su actividad habitual paulatinamente, aunque, como es lógico, la vuelta absoluta a la normalidad está condicionada por la confianza del consumidor y la situación personal o familiar.

Finalmente, creemos que estos meses han puesto en evidencia muchas carencias que tenían nuestras cocinas, que se han vuelto el alma de la casa y el lugar donde ocurrían muchas horas de nuestros días, no sólo cocinando, y esto puede hacer que muchos se animen a reformar o a mejorar aquellos aspectos que han visto que no estaban bien.

fuente: fotocasa.es

¿Necesitas vender o alquilar tu inmueble? nosotros lo hacemos por tí

Llámanos: 926 203 319
Copyright © Todos los derechos reservados | Web desarrollada por ctalcazar.es